La importancia del logotipo

Toda empresa tiene necesariamente un logotipo. Lo necesita para existir, para tener identidad y presencia en el mercado, llegar a sus potenciales clientes y fidelizarlos bajo una imagen, un punto de referencia, un símbolo que resuma la idea de lo que hace, de lo que es y oferta.

El logotipo es una pieza vital de la imagen corporativa. Es el primer símbolo o elemento gráfico que posibles clientes o consumidores relacionan con una empresa o producto. Les proporciona una primera impresión y, sin duda, debe ser buena. El objetivo del logotipo es conectar a la gente con la marca

Se estima que cada persona recibe alrededor de 3.000 impactos publicitarios por día

No existen reglas para crear un buen logotipo. Depende de la creatividad y poder de expresión del diseñador. No obstante, hay una serie de reglas o consejos que nos ayudarán a conseguir el logo perfecto.

1. Debe ser versátil

Has de tener en cuenta que tu logotipo no solo va a aparecer impreso en papel. En la actualidad, va a ser utilizado en todo tipo de medios como: páginas Web, tarjetas de visitas, fotografías en alta resolución o incluso en camisetas. De ahí que no deba ser algo demasiado complejo. Un buen ejemplo de versatilidad es el logotipo de Nike.

2. Debe ser fácil de recordar y de entender

Usar los colores y la forma adecuada hará que tu diseño sea fácil de recordar. Mediante los colores se pueden expresar multitud de sentimientos y una combinación de colores perfecta dará sentido al logotipo. Por otra parte la forma del logotipo también es importante, ya que si es muy difícil de dibujar costará recordarlo o incluso entenderlo a algunas personas.

3. Debe de ser sencillo

El diseño del logotipo debe evitar elementos decorativos superficiales que no sean imprescindibles para transmitir nuestro mensaje como marca.

4. Debe de ser original

La idea es diferenciarse del resto para que nuestra marca destaque sobre las demás.

5. Debe de captar la esencia de la marca

Al diseñarlo, es imprescindible conocer bien tanto a la marca como al público objetivo de la misma.

6. Debe de ser atractivo para el público objetivo de la marca.

No es lo mismo diseñar para un público objetivo infantil que para un público objetivo formado por hombres de mediana edad. Los colores, formas y símbolos, deben de estar adaptados al público al que nos dirigimos.

7. Debe de ser reproducible a cualquier tamaño

De ese modo podremos utilizarlo en nuestras tarjetas de visita, para rotular un camión o para hacer el letrero de nuestro local. Si tu logotipo no está vectorizado, tendrás problemas si algún día quieres retocarlo o usarlo en una superficie grande.

8. Ser adaptable a diferentes formatos

Debe de verse bien en todo tipo de tamaños, sea una pantalla de ordenador, la pantalla del móvil o el favicon de tu web… También debe funcionar bien en blanco y negro, sin fondo o en negativo.

9. Debe de ser atemporal

Cambiar de logo cuando nuestros clientes ya nos identifican con una imagen es un error. Aunque mantenerlo al día con pequeños retoques o modernizaciones en el diseño proyectará una imagen dinámica de la empresa.

¿Cuándo cambiar o rediseñar el logo?

Diseño casero y sin calidad profesional. Si el logotipo actual no está vectorizado tendrás problemas para usarlo en diferentes formatos y tamaños, Por ejemplo, imagina que el día de mañana quieres hacer una valla publicitaria y te presentas en la imprenta… ¡con un logo diseñado con Word!

Se ha quedado desfasado. Está anticuado y sientes que no refleja ya bien los valores de tu marca. Empresas importantes como Cocacola o Apple, han rediseñado sus logos a lo largo de los años para modernizarlos y adaptarlos a los gustos actuales.

No te sientes a gusto con la imagen de tu marca. Nuestra falta de experiencia puede hacer que nos equivoquemos cuando estamos empezando a emprender, y con el paso del tiempo te das cuenta de que el logo que elegiste no te representa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.